Condenan al SAS por negligencia médica: murió al confundir un melanoma maligno con un quiste sebáceo


Quitaron el melanoma pensando que era un quiste sebáceo y no enviaron la muestra a analizar. Posteriormente confundieron la metastasis con una recidiva de quiste sebáceo. La viuda y su hijo recibirán una indemnización de 114.691,11 euros.

El paciente requirió otras cinco intervenciones quirúrgicas y cuando finalmente realizaron un estudio anatomopatológico de las lesiones dermatológicas, el diagnóstico fue de melanoma nodular de nivel IV. Ello propició que la extensión metastásica diseminada del melanoma invadiera pulmones, pleura, hígado y bazo.

Como señala Castillo-Calvín, abogado de los reclamantes, el retraso del diagnóstico condujo a un retraso en el tratamiento, lo que limitó sus posibilidades de curación y determinó su mal pronóstico. Si el diagnóstico y el tratamiento hubiesen sido precoces, diligentes y con la celeridad oportuna acorde a la gravedad de la patología presentada, se le habrían otorgado al paciente otras oportunidades y posibilidades más favorables de evitar las complicaciones que desencadenaron el fatal desenlace.

De todo lo expuesto se desprende claramente una actitud y actuación negligente del hospital de Granada, el cual, desde el año 2000 hasta el año 2006 fecha en la que se diagnostica metástasis de melanoma, tuvo la oportunidad de estudiar al paciente, diagnosticar el origen de su persistente lesión dermatológica e instaurar tratamiento a fin de evitar que el pequeño tumor avanzase de forma inexorable hasta el grado de producir metástasis, provocando la muerte del paciente.

Por todo ello, el Juzgado de lo contencioso-administrativo 12 de Sevilla, ha reconocido a la viuda y a su hijo, una indemnización de 114.691,11€, aplicando para cuantificar la indemnización, el conocido como baremo de tráfico.

(Para acceder a la SENTENCIA, pulse en la siguiente imagen)

#errordediagnostico #errordetratamiento #cáncerretrasodiagnóstico #tumor