top of page

Qué es una negligencia médica

Hay que tener en cuenta que la Medicina no es una ciencia exacta y por ello no puede exigirse la obtención del resultado ni que éste sea siempre beneficioso para el paciente. Por ello, la negligencia médica se produce cuando no se observa la “lex artis” de la profesión conforme a los protocolos médicos que son propios de cada especialidad, Estos protocolos consisten en un conjunto de procedimientos diagnósticos y terapéuticos que se deben adoptar ante cualquier enfermo que presenta un determinado cuadro clínico, siendo aprobados por hospitales, administraciones sanitarias y sociedades científicas .


De esta manera no se puede reclamar una responsabilidad basada simplemente en la producción del daño, pues lo que se sanciona en materia de responsabilidad sanitaria no son los resultados, sino la inadecuada aplicación de medios.


Así, a los médicos y servicios hospitalarios se les debe exigir una actuación correcta, lo que debe valorarse en función de las concretas circunstancias del caso y las técnicas vigentes en cada momento. Como obviamente los conocimientos médicos y científicos van avanzando con el transcurso del tiempo, cualquier juicio de valor deberá realizarse teniendo en cuenta estas circunstancias.


Por ello, acreditar la viabilidad de una reclamación sanitaria por negligencia médica es una labor que no resulta sencilla, siendo necesario que concurran los siguientes requisitos:

  1. La efectiva realidad del daño o perjuicio, evaluable económicamente.

  2. Que el daño o lesión sufrida por el paciente sea una consecuencia directa de un mal funcionamiento médico-asistencial. Por tanto, debe existir una relación inmediata y exclusiva, sin intervención de elementos extraños que pudieran influir, alterando este nexo causal.

  3. Ausencia de fuerza mayor.

  4. Que el reclamante no tenga el deber jurídico de soportar el daño causado por su propia conducta.

Debemos tener en cuenta igualmente, que la carga de probar la presencia de estos requisitos corresponde a quien reclama la indemnización.


reclamación denuncia demanda negligencia médica

Es por ello que resulta muy importante contar con peritos expertos que analicen la causa del daño, el alcance de las lesiones, y si la actuación sanitaria ha seguido los procedimientos de actuación previstos en el protocolo médico aplicable al caso.


Este primer examen de la viabilidad del, asunto -desde el punto de vista sanitario-, permitirá luego al abogado valorar -esta vez desde el punto de vista jurídico-,sus posibilidades reales de éxito; teniendo en cuenta que, al margen de las concretas circunstancias clínicas, en este campo del derecho el marco legal resulta complejo, con una jurisprudencia en constante evolución y con estrictos plazos de prescripción que, en muchas ocasiones, condicionan la viabilidad de la acción.


8.png

Expertos en Derecho Sanitario

Dedicación, compromiso e implicación con nuestros clientes durante más de 30 años

11.png
bottom of page