ABOGADOS EXPERTOS EN NEGLIGENCIAS MÉDICAS

Casos ganados y noticias de Castillo-Calvín Abogados

  • ¿Considera que ha sido víctima de una negligencia médica

  • ¿Busca un abogado especialista para interponer una demanda?

  • ¿Cómo reclamar una indemnización? 

​Con más de 25 años de experiencia como expertos en Derecho Sanitario le ofrecemos soluciones con un servicio integral en materia de reclamaciones por errores médicos y hospitalariosContacte con nuestros abogados especialistas y consúltenos sin compromiso.

El SAS indemniza por morir esperando año y medio en lista de espera para operarse

La mujer, con una dolencia grave de corazón, murió tras un año y medio esperando la intervención Ingresó grave en Urgencias y además se aplazó su entrada en el quirófano porque estaba en obras.

 

La resolución de la Administración, que recoge las argumentaciones de José Miguel Castillo-Calvín, abogado de los familiares de la paciente, concluye que se tendría que haber operado antes a la enferma, dada su situación, y que se podría haber evitado su fallecimiento.

 

El tiempo es un factor decisivo para un paciente con una enfermedad coronaria. Pero el hospital Virgen de las Nieves esperó demasiado para atender a uno de ellos. La lista de espera lo mato.

 

I.M., uno de estos casos, se fue deteriorando hasta morir antes de entrar, siquiera, en un quirófano. Le fue diagnosticada su enfermedad y citada al año siguiente para una intervención. En este tiempo, empeoró y fue hospitalizada Pero tampoco esto le salvó la vida. Su gravedad requería una operación en menos de seis semanas, pero se le dio cita para diez semanas más tarde. Y no sólo eso. Cuando su estado se agravó hasta el extremo, no pudo ser operada porque «el quirófano estaba en obras y no fue considerada una urgencia extrema». Tras este cúmulo de sinrazones, falleció. Y no se trató de una complicación imprevisible. Murió en el hospital esperando a ser operada.

Estos hechos resumen el trato recibido por la difunta I.M. que realiza el propio Servicio Andaluz de Salud (SAS) en su respuesta a la reclamación interpuesta por sus familiares por lo sucedido. En esta contestación, el SAS entona el 'mea culpa' sobre el caso, que tristemente encarna las consecuencias más graves de los tiempos de espera que, en algunas ocasiones, rigen la sanidad pública.

Lucha sin cuartel

Los familiares de la fallecida, tras su muerte, comenzaron hace años una lucha sin cuartel que ahora ha tenido como respuesta el reconocimiento, por escrito, del error cometido por el SAS. Según la resolución del mismo a la que tuvo acceso IDEAL, la conclusión a la que llega el organismo es que «la asistencia sanitaria prestada por el hospital a la paciente no fue la adecuada».

Tanto es así que, añade el escrito de Salud, «la muerte podría haberse evitado si hubiese estudiado los antecedentes clínicos de la paciente y hubiesen funcionado de forma más rápida y coordinada los distintos servicios hospitalarios ante una situación tan urgente como la que presentaba».

La situación era urgente. Pero, a tenor de los antecedentes que se recogen en la resolución del SAS, la situación de esta enferma no fue evaluada como tal. En junio de 1999 fue diagnosticada de una dolencia de corazón grave. Esta patología le obligó a recibir varias veces asistencia hospitalaria, «indicándose la intervención para el 29 de enero de 2001». 18 meses después. Pero no llegó a esta fecha.

Evolución

Sufrió un empeoramiento progresivo y grave, hasta ingresar en el hospital en diciembre de 2000, un mes antes de la fecha fijada para la operación. «Su progresivo empeoramiento no es advertido por el equipo médico», que nunca la llegó a valorar como una situación clínica urgente, hasta que falleció el 11 de enero del año 2001.

Esto, en opinión del letrado granadino especialista en Derecho Sanitario que defiende los intereses de la familia de la fallecida, José Miguel Castillo-Calvín, puso en evidencia varios factores: «la no adopción de las medidas terapéuticas que el estado de la paciente requería, una injustificable ausencia de medios y una absoluta descoordinación entre los servicios de Medina Interna y Cardiología, con repetición de pruebas en vez de adoptar medidas eficaces».

El informe elaborado por el Departamento de Medicina Legal y Forense de la Facultad de Medicina de Granada sobre este caso no es menos elocuente. «La causa de la muerte se debe a un fallo en el funcionamiento del conjunto del sistema sanitario (...). Se le incluyó en lista de espera cuando y a los síntomas eran tan avanzados que un simple retraso de días originó su muerte en el mismo hospital», versa el documento.

Desde que I.M. falleciese hasta que sus hijos y su viudo hayan recibido el reconocimiento del SAS del cúmulo de errores cometidos en su caso han pasado seis años. Pero la lucha de esta familia parece que no va a terminar en este punto.

En su resolución, el SAS considera que, al quedar probado que los errores del sistema sanitario causaron la muerte de esta mujer, debe indemnizar a los familiares del mismo.

El tiempo le costó la vida a I.M. Ahora, el cálculo del coste económico que le reportará al sistema sanitario ha resultado ser unos 100.000 euros, repartidos entre su viudo y los tres hijos de la fallecida. El letrado de la familia, Castillo Calvín, advirtió que la resolución del SAS, a pesar de estar conformes con las conclusiones que alcanza sobre el despropósito sufrido por esta mujer, ha sido recurrida, al no estar de acuerdo con la cuantía fijada.

 

(VER MÁS EN NOTICIA)

 

 

 

  

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Posts Destacados

Condena por pérdida de oportunidad: negligencia medica por error diagnóstico y falta de consentimiento informado

24/11/2019

1/10
Please reload

Posts Recientes