Indemnizan con 49.000 € por no diagnosticar una torsión testicular

Actualizado: mar 31


El Juzgado condena a la Administración al considerar que la pérdida del testículo del bebé se produjo por una negligencia médica, al no diagnosticar ni tratar correctamente la torsión testicular que presentaba. Por ello, deberá indemnizarle con 49.000 euros más los intereses correspondientes.


Como señala la abogada Jiménez Moragas, socia del despacho Castillo Calvín Abogados, quien ha defendido los intereses del niño afectado, "tal y como acredita la propia historia clínica y confirma tanto el dictamen pericial aportado con la demanda, como el informe pericial judicial, en las distintas fases de la asistencia sanitaria prestada no se controló debidamente el flujo sanguíneo. Esa falta de riego condicionó la isquemia del teste y sus lesiones evolutivas hasta la atrofia definitiva, pues se pudo revertir esa falta de riego antes de instaurarse el daño". Concretamente, señala "cuando fue asistido en Urgencias, la sintomatología que presentada el menor ya era compatible con un cuadro clínico denominado escroto agudo.