top of page

Doce años en tratamiento por un cáncer terminal que nunca tuvo


Operado de un cáncer que nunca tuvo y tratado como enfermo terminal durante años

Según narró en la demanda el abogado granadino Castillo-Calvín, los hechos se iniciaron cuando Don M.S. natural de Almería, acudió a su médico al sufrir intensos dolores en el abdomen y la espalda, así como pérdida de peso, por lo que fue remitido al servicio de cirugía del Hospital Mare Nostrum de Alicante. Diagnosticado de «ictericia obstructiva por un tumor pancreático», fue operado en dicha clínica concertada donde los doctores «a la vista del tamaño de la tumoración» y el pronóstico «infausto» para el paciente, lo remitieron al servicio de Oncología que consideró que no procedía aplicar quimioterapia. Enviado a Digestivo, los especialistas le sometieron a un tratamiento paliativo con altas dosis de Sosegón, opiáceo que le ha producido una fuerte adicción a esa droga.


El error cometido en Alicante fue descubierto por un hospital granadino


El hospital Virgen de las Nieves de Granada ha destapado el error médico cometido por facultativos de Alicante, pues al paciente le diagnosticaron, e incluso operaron, de un cáncer de páncreas terminal inexistente. Por esta patología estuvo medicándose completamente en vano durante más de 12 años. Por esta razón, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha impuesto que el agraviado sea indemnizado, dando la razón al abogado que ha llevado el caso, José Miguel Castillo-Calvín, quien denunció la negligencia médica cometida por el grosero error de diagnóstico y tratamiento del cáncer "terminal" que nunca exitió.


Por la grave negligencia médica el paciente será indemnizado con 114.192 euros

En noviembre de 1998 se reconoció al enfermo la responsabilidad patrimonial de la Sanidad Pública Valenciana, otorgándole una indemnización de 54.091 euros, a pesar de lo cual, y por considerar esta indemnización insuficiente, el letrado Castillo-Calvín presentó un recurso contencioso administrativo en el que planteó los daños morales sufridos por «el grave diagnóstico erróneo». Don M.S. había caído en una grave depresión ante el «estado de desasosiego constante» a causa de la cual aún precisa tratamiento psiquiátrico y se tuvo que jubilar anticipadamente con las consiguientes pérdidas económicas que dicha situación le produjo.

Cuatro años después del recurso, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana lo ha estimado en parte aceptando la existencia de daños morales porque durante los doce años transcurridos, el enfermo y su familia habían estado preocupados en espera de que «se produjera el fatal desenlace, motivado por un diagnóstico lamentablemente equivocado». La sentencia del alto Tribunal valenciano ha elevado la indemnización inicial en otros 60.101 euros, por lo que finalmente percibirá de la Conselleria de Sanidad de la Comunidad Valenciana un total de 114.192 euros.

(Ver más en la noticia publicada en diversos medios)

#errordediagnostico #cáncerretrasodiagnóstico

8.png

Expertos en Derecho Sanitario

Dedicación, compromiso e implicación con nuestros clientes durante más de 30 años

11.png
bottom of page