Condenan a un médico por no informar de las consecuencias de una operación


El Juzgado de Primera Instancia número 5 ha condenado a un médico a indemnizar a un paciente -en la cifra que se determine en ejecución de sentencia- por el «daño moral», consecuencia del «corporal padecido, derivados de una intervención quirúrgica.

La importancia de la sentencia radica en el hecho de que la condena no ha sido por la asistencia prestada por el médico a su paciente, sino por incumplir con su obligación de informar al paciente sobre las posibles complicaciones posoperatorias. Este extremo ha sido considerado por el juez como una trasgresión de la lex artis médica.

La sentencia tiene lugar tras una demanda interpuesta por el abogado granadino José Miguel Castillo Calvín, en representación de un funcionario, que se vio obligado a jubilarse prematuramente, a los 35 años de edad, a consecuencia de las secuelas padecidas por una intervención quirúrgica.

#consentimientoinformado